miércoles, enero 12, 2011

Días de revelaciones nocturnas

Año nuevo en el delta. Todavía restos de paseo en canoa por el arroyo Banko. Dormir con mosquitos y cigarras: una nueva definición de intemperie. Días de revelaciones nocturnas: a mí me moviliza ir al agua, necesito estar cerca del agua.

De vuelta compras navideñas; viernes de sólo lo útil. Mi vocabulario se agranda, de repente me veo comprando abrasaderas, arandelas y aprendo que el tipo de destornillador que me hace falta es el Parker. Descubro entre las estanterías del easy que es demasiado fácil tener un ataque de pánico y un resfrío por el exceso del aire acondicionado. No compro plantas, sino abono y tierra fértil. A veces aprendo un poco, por más lindas que sean, no podés tener cualquier tipo de planta. En mi ph sirven las que no necesitan tanto sol, que se conforman nada más con el sol de mañana. Luego de que la palmera se muriera, logré un cierto equilibrio con mis plantas...

1 Comments:

Blogger habitantes said...

Está bien comenzar el año con nuevos descubrimientos. Me gustaría tener pronto alguno de ese tipo.

8:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home