lunes, marzo 23, 2009

La pendiente está dada por la tangente

"Mi querido Théo:
no me molesta tratar de trabajar con la imaginación, pues así puedo quedarme en casa."
escribía Van Gogh.

Quisiera quedarme en casa.

Horas de desvelo de un Domingo que alterné entre releer un libro de macroeconomía, realizar derivadas y leer al poeta peruano Enrique Verástegui. Nunca creí que iba a decir esto, pero extraño las matemáticas.

Etiquetas:

3 Comments:

Anonymous valeria said...

es que las matemáticas tienen su encanto. Es algo que no todos pueden ver, pero existe.
Beso!

2:41 p. m.  
Blogger Diego said...

¿Qué está pasando allí?

4:16 p. m.  
Blogger Nurit said...

Queridos ex compañeros TSC,
no anda pasando nada raro, no se preocupen.
Slds
n.

1:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home