miércoles, septiembre 17, 2008

El trabajo

"Evidentemente, hablar de trabajo supone la existencia de una poética. El trabajo en cuestión no consiste en el mero traspaso material de la escritura, ni en el trabajo de elaboración inconsciente tal como lo concibe la interpretación psicoanalítica de la obra de arte. Aunque esos dos aspectos del trabajo son primordiales, me parece que únicamente alcanzan su verdadera dimensión gracias a la praxis poética que los engloba. Esa praxis consiste en buscar, en el seno de la lengua, afinidades con ciertas palabras, que parecerían entreabrir la opacidad del mundo para poder explicarlo o por lo menos verlo de otra manera. Cada escritor tiene la suyas. Son como piedras radiactivas que contaminan, con sus connotaciones intensas y múltiples, lo que las rodea. El trabajo consiste en desplegar una vasta estrategia intra y extratextual que permita acceder a esas palabras y a utilizarlas en un contexto en el que alcancen la máxima eficacia."

decía Juan José Saer acerca de "El trabajo"

Mientras tanto, ya salió el nuevo número de El interpretador dedicado al trabajo

2 Comments:

Blogger Gabriel said...

Saer era un genio, es la definición más romántica que escuché del estilo!!

12:18 p. m.  
Blogger Martín said...

Que bien que dice lo que dice J.J. Saer, Nurit. Me mato con la piedra radiactiva. Yo creo que el trabajo con la forma viene con la correción, ir concibiendo al estilo en la relectura. Hace mucho que no lo leo a Saer, me dieron muchas ganas. En fin. Te tengo que escribir. Por lo pronto dejo saludito!!!

3:52 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home