jueves, mayo 29, 2008

Baires viejos

M., mi compañera de ruta: ayer me escribe esto:

hola mi linda amiga. acá, nuevamente en taganga. esta bahía donde estoy ya hace casi 3 semanas. el lugar es taan lindo. son casitas chiquitas, gente buena, calles sin asfalto y la playa a un par de cuadras.
la semana pasada anduve por quebrada de valencia, un lugar mágico. de cascadas y pura selva, como me gusta a mi. estaba toda la gama de los verdes!
ahí hice ceremonia temascal. intenso. ya te contare mi experiencia.
a mi vuelta a taganga ya tenia mi nuevo negocio. ando vendiendo unos bocaditos de coco que preparo c mis propias manos! se vende bien por suerte y me deja la plata suficiente p comer y pagar el cuarto q ando alquilando en una casa de artesanos.
las chicas andan por acá tb, con sus colombianos, parando en otra casa. asiq es re lindo, nos invitamos a comer y a desayunar. y al final de la comida me encanta decir: "bueno, me voy p casa", q queda a 2 cuadras!! es mi aldea perfecta, solo me falta traer a la gente q kiero y no saldría más.
con respecto a mi vuelta, volvió a extenderse p mediados de julio.
la única incertidumbre que tengo es si cruzo a venezuela. estoy a 5 horas de la frontera. o me bajo p bogota, un poco de sierra no viene mal, hace 2 meses q estoy en el caribe. pero p la decisión falta, ya llegara solo mi camino a seguir.
caminante no hay camino, se hace el camino al andar.
te kiero. quería compartirte todo esto que me anda pasando. y pasarte mi energía."

Hoy ella está allá y yo estoy acá.
Así como antes yo estaba allá y ella estaba acá.
Pero juntas, las dos, pateamos Bolivia, Perú, Nicaragua, Costa Rica, Brasil....

La extraño, no sólo a ella, sino a la sensación de libertad que te da estar de viaje y no saber cuando volvés. No es sólo el desapego, la desestructura, sino otra cosa. Algo que sólo entienden los que estuvieron de viaje. Algo que te ocurre en cierto momento del viaje.
Algo que espero me vuelva a ocurrir. No ahora, que estoy feliz acá, pero en algún momento siento que debo cumplir mi deuda con Colombia.
Por ella, y por mí.

9 Comments:

Blogger Julieta said...

Extraño la sensación que me dan los viajes. Eso del tiempo que pasa sin mirar el reloj...extraño los silencios y la parla con gente amiga. Los viajes tienen cierto tiempo que no vuelve más pero te dan aventura para rato!
Saludos!

11:12 a. m.  
Anonymous L. said...

por los imaginarios de viajes, los viajes imaginarios y el chancho que espera siempre en algún baño...
besos!

11:47 a. m.  
Blogger Rufián Melancólico said...

Viajar tiene eso de liberación de todos los sentidos que podría asimilarse a un estado trance poético ¿no?

12:18 p. m.  
Blogger Nurit said...

Es verdad Julieta!
Beso grande...

l. Por todo eso y por las costas quequenses, aunque allí no haya chanchos

Rufian: Si, es verdad lo que decís. Eso me pasaba tb cuando leía las fotocopias que me regalaste de Kaddish. Y una lastima de ayer miercoles, recibí el mail tarde. Acordate que los ñoquis nos vamos tres en punto, jejeje. Para algo existen los mensajitos de texto!

12:41 p. m.  
Blogger M. said...

alguna vez, yo tambien.

3:34 p. m.  
Blogger Ramonita said...

Wow...qué grosso cómo viajaste y qué intenso suena lo que contás, esa chica que conociste y que no volviste a ver. Sin dudas que estar de viaje es un estado completamente diferente, liberador. No sé...yo últimamente estoy sintiendo unas ganas muy intensas de estar de viaje, es como que se van inflando adentro mio y supongo, algún día, explotarán (cuando al fin lo haga). No sé, me parece que está bueno, que se aprende mucho de esa experiencia. Y sola debe ser muy loco...en fin...me fui de las ramas jejej.
Por muchos viajes más!!!
Un beso.

8:51 p. m.  
Blogger sushi punk said...

me encantó!

9:18 p. m.  
Blogger Nurit said...

m (que no sos M.):
quizá nos cruzemos por el camino...

ramonita: Gracias!
Si, es raro, son de esas cosas que dejan huella.

SUshi: que bueno! El sábado a la noche espero poder decir lo mismo de tu lectura, jejejejej!

8:39 a. m.  
Blogger Ana said...

Sensación de tránsito. De sólo estar y dejarme ir. Que nadie espera nada de mí. Que puedo estar sumida, guarecida en lo extenso.
Esa es mi sensación del viaje o de ir en la ruta, más precisamente.
Qué ganas de viajar!!!

3:57 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home