viernes, diciembre 28, 2007

La libertad como un huevo en la mano

La libertad como un huevo en la mano.
Romper la cáscara hasta que pinche;
dejar que el huevo hierva en la olla
hasta que reviente,
hasta que la clara se escurra.

Otra vez la misma historia. El mismo tono de voz.

¿Y con qué tierra tapás las cagadas que te mandás?
¿Con la misma donde plantás la albahaca, esa para la pasta del domingo?

El ocio de la política en una familia italiana.

Me cansa tu discurso.
Sartre y tu nausea. Sartre y tus moscas. Sartre y tu nihilismo y tu ceguera.

Se te está muriendo, se te está muriendo y no lo podés ver.

Si te ponés bajo el agua,
¿Cuánto aguantás conteniendo la respiración?
¿cuánto aguantás?,
¿cuánto aguantás?,

¿Cuánto aguantás con tu hijo
aspirando en el cuarto de al lado?

Meterse en la laguna, sumergirse en el barro,
mojar los pies en la sangre
de una familia italiana
que los domingos come pasta.

5 Comments:

Blogger Rambo said...

Según la consultora Marrale, los italianos cambiaron la pasta del domingo por sushi.

4:48 p. m.  
Anonymous Moragaux said...

me gusta
este lugar
saludos de los
psicoticos
salvajes

4:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

por fin lo leo desde uruguay, me gusta. es fuerte, tiene sangre de familia tana seguro. besos de mar para vos.

8:51 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

soy vale, soy inutil.

8:51 p. m.  
Blogger Nucífora said...

Moragaux:
Gracias!! Espero vuelvas.....

Vale: te respondo con saludos de arena..

9:37 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home