jueves, octubre 25, 2007

It happens

Mañana voy a leer con Carlos Battilana, que fue la primera persona que leyó mis poemas. Por él, conocí la editorial Siesta y de ahí en más se empezó a abrir el pequeño mundillo endogámico de la poesía.

Acá un fragmento de La demora, uno de mis poemas preferidos.

Mi hijo está allí.
El cuarto le pertenece
y yo
no hago
más que atrasar
el temor.
En este lugar
donde los hechos avanzan
donde la casa
parece
una tundra llena de voces
¿dónde reposa el ruiseñor?
¿en qué modelo
basa su canto
el triste? Con los dedos fijos
escribo esta letra
aquella otra, esta
de más acá. A través de un agua sin sabor
el hilo de la costumbre abrasa
y me recibe
en su cielo.

El poema entero aca

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home